12/11/2019 / Javier Monforte / 115

América Latina y el Caribe, a punto de un fuerte crecimiento en energía solar

América Latina y el Caribe podrían multiplicar por un factor de 40 su capacidad solar instalada para el 2050, según indica un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA). Con inversiones anuales de más de 7 000 millones, la capacidad de la región en energía solar fotovoltaica (FV) pasaría de 7 GW actualmente a más de 280 GW a mediados de siglo. Aunque la energía solar seguirá siendo la más usada en Asia, América del Norte y Europa, se prevé que el crecimiento del mercado será en otras regiones del mundo.

Según el informe Future of Solar Photovoltaic (El futuro de la energía solar fotovoltaica) presentado hoy en ‘Sun World 2019’ en Lima, para entonces, la solar FV representaría la segunda mayor fuente de energía, detrás de la eólica, generando una cuarta parte de la energía mundial. En total, la capacidad mundial de energía solar FV aumentaría de 480 GW en 2018, a más de 8 000 GW en 2050, lo que implica un crecimiento de casi un 9 por ciento por año.

“La energía solar FV y otras fuentes renovables representan la solución más eficaz y ya disponible para abordar la creciente demanda de energía a la vez que se limitan las emisiones de carbono”, explica el director general de IRENA, Francesco La Camera. “Las energías renovables son prácticas, asequibles y respetuosas con el clima. Son esenciales para un crecimiento sostenible, permiten el acceso a la energía, impulsan el crecimiento económico, crean empleo y mejoran la salud. En especial, la energía solar está destinada a ser una de las principales fuentes de energía en 2050. Los índices de crecimiento previstos en mercados como el de América Latina demuestran que podemos ampliar la transición energética a todos los países. Es posible.”

 

18 millones de empleos gracias a la energía solar FV
Si va acompañada de políticas sólidas, la transformación impulsada por las energías renovables, como la solar, puede aportar ventajas socioeconómicas considerables, indica el nuevo informe de IRENA. A escala mundial la industria solar tiene el potencial de generar empleo a más de 18 millones de personas en 2050, lo que representa más de cuatro veces los 4,4 millones de empleos actuales.

En la última década, la capacidad instalada de energía solar FV fuera de la red se ha multiplicado por más de 10, de 0,25 GW en 2008, hasta prácticamente 3 GW en 2018. Gracias a su carácter modular y flexible, la tecnología solar FV puede adaptarse a una amplia gama de aplicaciones fuera de la red y a las condiciones locales. De hecho, la energía solar FV fuera de la red es una tecnología clave para lograr el acceso universal a la electricidad, como establecen los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas.

Asimismo, el despliegue de sistemas de energía solar FV instalados en tejados ha aumentado considerablemente, lo que convierte la solar FV en un mercado más atractivo que el de adquirir electricidad a la red. Es evidente que la competitividad de la energía solar distribuida facilita su despliegue en grandes mercados como Brasil, China, Alemania y México.

 

Datos estadísticos

  • Acelerar la implantación de la energía solar FV puede reducir las emisiones de CO2 en un 21 por ciento para 2050.
  • Con más de un 50 por ciento de capacidad instalada en 2050, Asia (principalmente China) seguirá dominando el sector, seguida por América del Norte (20%) y Europa (10%). El mercado latinoamericano crecerá de 7 GW en 2018 a más de 280 GW.
  • La inversión anual en solar FV tendría que aumentar en promedio un 68 por ciento a escala mundial, pasando de los 114 000 millones de USD en 2018 a 192 000 millones de USD en 2050.
  • El costo nivelado de la electricidad (LCOE, por sus siglas en inglés) producida por energía solar FV seguirá bajando, en promedio de 0,085 USD/kWh en 2018, a entre 0,05 y 0,014 USD/kWh en 2050. Una subasta reciente de energía solar y eólica celebrada en Colombia cerró con un precio medio de electricidad de 0,027 USD/kWh.
  • Gracias a la innovación, la energía solar FV sigue siendo un sector que evoluciona rápidamente. Las instalaciones flotantes constituyen uno de los principales ejemplos, con una capacidad instalada total a nivel mundial que superaba 1 GW en 2018. El almacenamiento en baterías y los vehículos eléctricos son soluciones importantes para dar apoyo a la red y gestionar las elevadas cuotas de solar FV, así como para garantizar la flexibilidad del sistema energético.

El informe completo Future of Solar Photovoltaic. Deployment, investment, technology, grid integration and socio-economic aspects (El futuro de la energía solar fotovoltaica. Despliegue, inversión, tecnología, integración en la red y aspectos socioeconómicos) se puede consultar aquí. 

Suscribirse al Boletín
Próximos eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional